Documento constitutivo del TSJ en el exilio


#1

CONSTITUCION DEL TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA EN EL EXILIO

Los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia elegidos por la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en Sesión Ordinaria N° 34-2017 de fecha 21 de julio de 2017, previo el cumplimiento de los requisitos establecidos en los artículos 264 y 265 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, juramentados ante el mismo órgano legislativo en sesión especial N° 5- 2017 celebrada el mismo día en ejercicio de sus competencias exclusivas y excluyentes.

CONSIDERANDO Que en la República Bolivariana de Venezuela se ha producido la ruptura del orden constitucional y democrático, con afectación al principio de separación de los poderes públicos, obstruyéndose indebidamente las funciones que corresponden a la Asamblea Nacional como legítimo representante del pueblo soberano, consumándose tal afrenta al sistema republicano con la instalación de una denominada Asamblea Nacional Constituyente, convocada sin base jurídica y de manera irregular por el ciudadano Nicolás Maduro Moros, desconociendo la voluntad o consulta al titular del poder originario, como lo es el pueblo y con ello pretendiéndose arrebatar la vigencia del pacto social contenido en la Constitución de 1999.

CONSIDERANDO Que la Asamblea Nacional es reconocida por la comunidad internacional, bien de manera individual o conjunta tal como se desprende de la Declaración de Lima del 08 de Agosto de 2017, como legítimo poder público nacional, único órgano parlamentario y legislativo de la República Bolivariana de Venezuela, electo el 06 de diciembre de 2015 por el pueblo mediante elecciones universales, directas y secretas, con las consecuencias jurídicas que ello conlleva en Derecho Internacional con respecto a dicha Asamblea Nacional y sus actos, todo lo cual ha implicado, a su vez, el desconocimiento internacional hacia la denominada Asamblea Nacional Constituyente, tal como lo hiciere el Parlamento Europeo en sesión del 13 de septiembre de 2017 celebrada en la ciudad de Estrasburgo.

CONSIDERANDO Que en acatamiento a lo establecido en el Artículo 6 de la Carta Democrática Interamericana que dispone que la participación de la ciudadanía en las decisiones relativas a su propio desarrollo es un derecho y una responsabilidad y con presencia de veeduría internacional y el control de universidades venezolanas de la mayor calificación, el 16 de Julio de 2017 tuvo lugar en Venezuela una consulta ciudadana en la que más de siete millones de venezolanos expresaron su voluntad de cambio de los poderes públicos conforme a los términos de nuestra legislación.

CONSIDERANDO Que el Tribunal Supremo de Justicia se encuentra por disposición constitucional en la cúspide del sistema de justicia, indispensable para garantizar el cumplimiento de los valores y fines superiores del Estado como lo son la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social, la preminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.

CONSIDERANDO Que en acto público, notorio y comunicacional, el día 15 de agosto de 2017, las personas designadas para integrar el Tribunal Supremo de Justicia con anterioridad al 21 de Julio de 2017, reiteraron y confirmaron la cesación en sus cargos.

CONSIDERANDO Que los Magistrados legítimamente electos y juramentados por la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, ante las amenazas y persecución ordenada por la Presidencia de la República, se han visto obligados al exilio en resguardo de su integridad personal, siendo materialmente imposible el ejercicio dentro del territorio venezolano de las funciones consagradas en la Constitución y la Ley, lo cual sin embargo no impide la defensa de normas y principios universales que no se limitan geográficamente, como por ejemplo la defensa de la democracia y los derechos humanos, y la lucha contra la delincuencia organizada transnacional.

CONSIDERANDO Que de conformidad con el artículo 333 de la Constitución de 1999, todo ciudadano investido o no de autoridad tiene el deber de colaborar en el restablecimiento de la efectiva vigencia de dicha carta magna.

ACUERDAN

PRIMERO: Constituir el TRIBUNAL SUPREMO DE JUSTICIA DE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA EN EL EXILIO.

SEGUNDO: El Tribunal tendrá plena competencia en el territorio de la República Bolivariana de Venezuela y fuera de aquél en todo lo relacionado con ésta, a los fines de retomar el orden constitucional, defender la democracia y los derechos humanos, pudiendo fijar su sede en países amigos de la causa democrática republicana o en sedes de organismos internacionales, todo conforme fuere decidido por la plenaria correspondiente.

Con el objeto de superar retos geográficos se acuerda celebrar sesiones de trabajo virtual o en su defecto, consultar a través de mecanismos informáticos la opinión de los Magistrados que integran el Tribunal Supremo de Justicia en el Exilio, cuando los mismos estuvieren imposibilitados de asistir a la sede en la cual se celebrará la respectiva plenaria.

TERCERO: El Tribunal Supremo de Justicia en el Exilio asumiendo el compromiso con el pueblo de Venezuela ejercerá las siguientes funciones: 1. Trabajar por el restablecimiento de la institucionalidad democrática del Estado de Derecho y el respeto de los derechos humanos; 2 . Rescatar el principio de la independencia de los poderes públicos, principalmente del Poder Judicial; 3. Trabajar con la justicia internacional para detener los actos hostiles que amenazan el ejercicio democrático del poder del Estado; 4. Preparar la reorganización y restructuración del sistema de justicia y su despolitización, conjuntamente con las Universidades, la Academia de Ciencias Políticas y Sociales, la Federación y los Colegios de Abogados; 5. Contribuir en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional, la corrupción, el despilfarro de los recursos públicos y trabajar activamente con la recuperación de los capitales objeto de actos de corrupción; 6. Juzgar los delitos de lesa humanidad y las violaciones graves a los derechos humanos; 7. Defender los derechos y garantías constitucionales que se consagran a todos los ciudadanos de Venezuela sin ningún tipo de discriminación; 8. Todas las demás actividades, gestiones o actuaciones que permita la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y demás leyes de la República.

CUARTO: El Tribunal Supremo de Justicia en el Exilio tendrá una Junta Directiva, integrada por un Presidente, un Primer Vicepresidente, un Segundo Vicepresidente y tres Directores. En ningún caso los integrantes de la Junta Directiva podrán ser miembros de una misma sala. Cada miembro de la Junta Directiva presidirá la respectiva sala. La Sala Plena tendrá un Secretario. Cada Sala tendrá un Vicepresidente que debe ser electo por los Magistrados de la sala a la que pertenece. La Sala Plena decidirá por el voto favorable de la mayoría absoluta de sus integrantes presentes. Una vez constituido, la Sala Plena procederá a dictar su reglamento interno a los fines de dirigir sus debates y organizar su funcionamiento; pudiendo crear comisiones temporales para el mejor cumplimiento de sus tareas.

Así lo declaramos y firmamos en la ciudad de Washington DC (EEUU) sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), Bogotá DC (República de Colombia) y Santiago de Chile (República de Chile), a los Veinte (20) días del mes de Septiembre de 2017. Año 206 de la Independencia y 158 de la Federación. Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia de la República Bolivariana de Venezuela.

MAGISTRADO MIGUEL ANGEL MARTIN TORTABU
MAGISTRADO CIOLY JANETTE ZAMBRANO ALVAREZ
MAGISTRADO GABRIEL ERNESTO CALLEJA ANGULO
MAGISTRADO ANTONIO JOSE MARVAL JIMENEZ
MAGISTRADO JOSE LUIS RODRIGUEZ PIÑA
MAGISTRADO RAMSIS GHAZZAQUI PIÑA
MAGISTRADO DOMINGO JAVIER SALGADO RODRIGUEZ
MAGISTRADO ROMMEL RAFAEL GIL PINO
MAGISTRADO GONZALO ANTONIO ALVAREZ DOMINGUEZ
MAGISTRADO EVELINA D ́APOLLO ABRAHAM
MAGISTRADO RAMON JOSE PEREZ LINAREZ
MAGISTRADO GONZALO JOSE OLIVEROS NAVARRO
MAGISTRADO THOMAS ALZURU ROJAS
MAGISTRADO PEDRO JOSE TROCONIS DA SILVA
MAGISTRADO ALEJANDRO JESUS REBOLLEDO
MAGISTRADO CRUZ A. GRATEROL ROQUE
MAGISTRADO RUBEN CARRILLO ROMERO
MAGISTRADO RAFAEL ANTONIO ORTEGA MATOS

Se hace constar que los Magistrados ELENIS DEL VALLE RODRIGUEZ, LUIS MANUEL MARCANO SALAZAR, ZULEIMA DEL VALLE GONZALEZ, JOSE FERNANDO NUÑEZ SIFONTE, BEATRIZ JOSEFINA RUIZ MARIN, GUSTAVO JOSE SOSA IZAGUIRRE, JOSE ANTONIO ESPINOZA MELET, FERNANDO RAFAEL MARIN, autorizan la constitución del Tribunal, estándose imposibilitados firmar por encontrarse en sedes diplomáticas.

CONSTITUCION DEL TSJ Version final 6.pdf (378,2 KB)


#2

Qué fuerte es esa declaración​, lástima que no haya unas declaraciones con la misma contundencia del lado político.

Otro gallo cantara.


#3

Y es como raro que los factores políticos no le hayan dado la más mínima difusión ¿cierto?

Será que no lo han visto y no se han enterao.


#4

Es que las elecciones están a la vuelta de esquina. No es momento para perder en acciones inútiles.


#5

Bueno Draco no exageres, no son acciones inútiles, lo que pasa es que no es el tiempo perfecto de Dios, para pronunciarse sobre ese documento.

Después de las elecciones, cuando por fin demostremos, que somos mayoría, pues veremos nuestro plan de acción, para seguir siendo oposición por los próximos 18 o 20 años.


#6

¿Cuantas veces era que había que demostrarlo? Porque desde el 2009 estoy escuchando la canción y es difícil recordar cual es el número mínimo de veces.

En lo particular. Después del 16 de Julio del 2017, ya no tengo ánimo para escuchar más excusas vacías de esa manga de delincuentes.


#7

Tribunal Supremo nombrado por la actual Asamblea Nacional, de mayoría opositora, presentó hoy en la sede de la OEA un recurso de nulidad de las elecciones regionales que se celebrarán el 15 de octubre.

En una rueda de prensa, varios líderes del exilio dieron a conocer que el Supremo venezolano, que se “instaló” hoy en el Salón de las Américas de la OEA, solicitó un recurso de nulidad contra este proceso, por carecer de “garantías” y estar dirigido por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), entidad que fue nombrada de manera “inconstitucional”.

Ana Mercedes Díaz, una de las líderes de la resistencia venezolana en el exilio, aseguró que la instalación del Tribunal Supremo, dentro de los parámetros de la Constitución, supone un “expediente fuerte” para empezar a tomar acciones y librarse del “yugo” del Gobierno de Maduro.

El Tribunal Supremo nombrado por el Parlamento, de mayoría opositora, se instaló hoy en la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA), un acto “insólito” que da comienzo a su “año judicial”, y celebrará sesiones en la sede de este ente y también en Colombia y en una oficina privada en Washington.

Díaz destacó la instalación de este Tribunal Supremo paralelo al oficial y manifestó que la sociedad civil ha empezado a “establecer una lucha real contra la dictadura”.
A su juicio, participar en las elecciones de este domingo es “jurídicamente inconstitucional, políticamente inaceptable y moralmente despreciable”.

El recurso, según la líder de la resistencia, servirá para demostrar jurídicamente que la participación de la ANC “viola el derecho al voto y a las libertades y derechos del pueblo venezolano”.

La activista Mercedes Elena Bello señaló que en el proceso electoral de este domingo el Gobierno elegirá solo a 23 gobernadores, cuyas administraciones están “controladas por el régimen de Maduro”, por lo que estas elecciones carecen de “libertad, independencia y transparencia”.
“El proceso no tiene garantías porque no habrá presencia de observadores internacionales”, sostuvo Bello, que declaró que en las encuestas el 70% de los venezolanos “no confía en el proceso”, pero aún así acudirán a votar porque “somos humanos y es lo que les queda de esperanza”.

Otro miembro del exilio, Carlos Fernández, tildó las elecciones de “ilegales” y cuestionó que la ANC, que es el “mayor fraude electoral” hasta la fecha, convoque unas elecciones regionales sin explicar el motivo.
En ese sentido, Fernández cree que es la sociedad civil la que debe “buscar una salida y soluciones, pero no por la vía electoral”.
Jean Pierre Chovet, ingeniero químico radicado en Miami, manifestó que la sociedad venezolana “no puede permitir” que la actual situación continúe, con una hiperinflación del 2.000%, un desempleo de entre el 30 y 40% y una degradación del PIB del 34% anual.

Chovet destacó el “despilfarro” de la renta petrolera que durante 18 años se ha cometido en el país, lo que ha provocado una deuda de casi 400.000 millones de dólares.
“Estamos trabajando arduamente en unos planes de acción en conjunto con nuestros hermanos en Venezuela para formular soluciones y hacer una recuperación de la economía venezolana lo antes posible”, manifestó.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, aseguró desde Washington que la primera tarea del TSJ debe ser “dictar la nulidad de la ANC”, lo que para Díaz supondría también la nulidad de las elecciones, pues es este organismo quien “dirige el proceso”.


#8

…¿Cómo se imparte justicia desde Washington cuando no los reconocen en Venezuela?

Deme ejemplos, por favor…

Nosotros podremos pronunciarnos sobre los temas del canal humanitario en Venezuela. Sobre los delitos de lesa humanidad; podremos perfectamente emitir decisiones y utilizar la fuerza de auxilio internacional para hacer ejecutar nuestras decisiones. Podremos pronunciarnos sobre las torturas, que están dentro de lo que se denomina la Convención de Palermo. Nos pronunciaremos sobre legitimación de capitales. Sobre terrorismo. Sobre narcotráfico. También estudiaremos las solicitudes que nos hagan organizaciones de venezolanos, o aquellas que podamos acordar oficiosamente. En fin, es amplio el temario que podemos manejar. Es algo inédito, sin duda.

https://www.lapatilla.com/site/2017/10/16/la-dramatica-historia-del-tribunal-supremo-de-justicia-de-venezuela/


#9

El tribunal debiera instar a la Asamblea Nacional, a finalizar el procedimiento dónde, declararon el abandono del cargo de maduro.

Y proceder a nombrar al Tareck como presidente.


#10

Eso sería perpetuar la operación morrocoy. Ya el TSJ hizo lo que se debía hacer. Hoy se terminaba el plazo dado por ellos. A ver qué ocurre de aquí en adelante.

Absolutamente nadie tiene ya una excusa válida para seguir sin tomar acciones.

Es el momento de definir las posiciones y dejar las declaraciones de buenas intenciones. Aunque eso no significa que esto vaya a terminar rápido. Nada de pendejadas como “comer hayacas sin Maduro”.


#11

Bueno. Ya pasó la semana famosa. Puro perrito ladrador por lo que veo.