Dramático vídeo del rebelde venezolano asesinado podría desencadenar la investigación de la CPI \ Andrés Oppenheimer


#1

Dramático vídeo del rebelde venezolano asesinado podría desencadenar la investigación de la CPI

La muerte extrajudicial del policía rebelde Óscar Pérez, ejecutada por la dictadura venezolana el 15 de enero, puede tener mayores repercusiones de las que muchos sospechan: será una poderosa evidencia para ayudar a abrir una investigación sobre el presidente Nicolás Maduro en la Corte Penal Internacional (CPI).

No es poca cosa, porque no hay nada que Maduro y sus principales asistentes teman más que la CPI.

A diferencia de las agencias de derechos humanos de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, la CPI con sede en La Haya enjuicia a individuos, incluidos presidentes y ministros, en lugar de estados. Si la CPI abre una investigación sobre los abusos contra los derechos humanos en Venezuela y encuentra culpable a Maduro, podría emitir una orden internacional para su arresto.

A juzgar por lo que estoy escuchando de expertos jurídicos bien ubicados, el jefe de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, y otras organizaciones están cada vez más cerca de presentar un caso formal contra Venezuela en la CPI. La OEA podría hacerlo dentro de las próximas tres semanas.

Más importante aún, los 12 países latinoamericanos conocidos como el Grupo de Lima, que ya condenaron el régimen de Maduro, podrían solicitar oficialmente a la CPI que abra una investigación sobre los crímenes de lesa humanidad cuando sus cancilleres se reúnan en Chile el 23 de enero para discutir sobre la crisis de Venezuela.

Bajo una regla poco conocida de la CPI, el fiscal de la Corte debe abrir una investigación preliminar sobre un país cuando los tribunales de ese país no quieren o no pueden enjuiciar a los delincuentes y otro país lo solicita. Esto significa que si el Grupo Lima o uno de sus miembros solicita una investigación del régimen de Maduro, el fiscal de la Corte debería abrir una investigación preliminar.

“Si la idea es detener los abusos de Venezuela, el siguiente paso debería ser que cualquier país latinoamericano solicite una investigación preliminar por parte del fiscal de la CPI”, dice José Miguel Vivanco, jefe del departamento de Human Rights Watch para las Américas. “Hay abundante evidencia de abusos masivos y sistemáticos”.

Al igual que los dictadores militares de Argentina y Chile en la década de 1970, Maduro afirma que Pérez murió en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad después de que supuestamente trató de abrir fuego contra ellos. Pero, a diferencia de los años 70, esta vez hubo iPhones que grabaron todo en video.

Los videos, algunos de los cuales fueron grabados por el propio Pérez y publicados en su cuenta de Instagram durante el asedio de su escondite, muestran a Pérez negociando con un enviado del gobierno y diciendo que ha ofrecido rendirse. Más tarde, otro video muestra a Pérez con la cara sangrando, mientras que las explosiones y los disparos se escuchan en el fondo.

Óscar Pérez: “Nos rendiremos”

Óscar Pérez, el policía venezolano buscado después de atacar la sede de la Corte Suprema y el Ministerio del Interior desde un helicóptero, publicó un video en el que pedía a las fuerzas del gobierno venezolano que dejaran de dispararle. Pérez dice: “nos rendiremos”.

“Nos disparan con RPGs (granadas propulsadas por cohetes)”, le dice Pérez a la cámara. “Dijimos que nos entregamos, pero no quieren que nos entreguemos. ¡Quieren matarnos!”

Otro video filmado desde afuera y mostrado en CNN en Español muestra que las fuerzas del gobierno dispararon contra el escondite de Pérez con RPGs, causando una gran explosión. Parecía Kosovo, o cualquier otro país en guerra.

Más tarde ese mismo día, el régimen de Maduro dijo que Pérez y otros cuatro “terroristas” fueron asesinados después de haber abierto fuego contra las fuerzas de seguridad que los rodeaban.

Pérez estaba siendo buscado por el régimen de Maduro desde que arrojó granadas contra edificios del gobierno desde un helicóptero que robó en junio y leyó una proclama que exige el retorno de Venezuela a la democracia. La maniobra de helicóptero de Pérez no dejó a nadie muerto ni herido.

En comparación, cuando el fallecido presidente Hugo Chávez encabezó un intento de golpe en 1992, su ataque dejó al menos 32 muertos y cientos de heridos. Chávez fue indultado y liberado luego de pasar dos años en prisión.

Para abrir una investigación formal sobre el régimen de Maduro, la CPI debe encontrar pruebas de crímenes contra la humanidad que sean generalizados y sistemáticos. Entre las pruebas citadas por expertos legales están los decretos de Maduro que ordenan la represión brutal de las protestas callejeras que dejaron más de 100 muertos el año pasado, más de 5.400 arrestos arbitrarios en los últimos 12 meses y al menos 114 presos políticos como el líder de la oposición Leopoldo López.

Ahora, los videos de la ejecución extrajudicial de Pérez después de haber ofrecido rendirse deberían ejercer una presión aún mayor sobre el fiscal de la CPI para iniciar una investigación. No hay excusa para no hacerlo.


#2

TSJ legítimo será crucial para hacer realidad un juicio en la CPI.


#3

Me recuerda a esto: Determinan disparos a los ojos como patrón de actuación de la fuerza pública