Justicia o venganza


#1

Venezuela es un país? Lo sigue siendo? Un país sin estado, ¿sigue siendo un país?.

Si estamos en un territorio, donde, no hay nada ni nadie que pueda garantizar la seguridad personal, ni siquiera se tiene acceso a procesos judiciales semi confiables, donde obtener algo de justicia es pura cuestión de casualidad. ¿Nos es lícito tomar justicia por mano propia? ¿Esto se puede llamar justicia o a pesar de la situación es venganza?


#2

Venezuela es un estado fallido. Tarde o temprano iba a pasar.

Si el estado no puede garantizar la administración de justicia, pues es totalmente lícito aplicarla uno mismo. Legítima defensa se llama.

Pero la legítima defensa solo es aplicable válidamente cuando se ejecuta en flagrancia. No vale el argumento si te roban, por ejemplo, y vas al día siguiente y mueles a palos al ladrón.


#3

Exacto, ese el punto, entonces, ¿Cómo se logra obtener justicia?.

Si mueles a palo al ladrón, sabiendo que no hay nada ni nadie que administre justicia, al moler a palo al delicuente, ¿No sé obtiene justicia?.


#4

Claro que se obtiene justicia. El problema es que deja de haber civilización.

La justicia debe ser impartida de forma ecuánime. Si vas a moler a palos al ladrón no hay ninguna garantía de ecuanimidad, ni debido proceso, ni nada de lo que se considera justicia moderna.

Está claro que si nadie puede garantizarte el derecho a la justicia es totalmente aceptable que la tomes por tu mano.


#5

Pienso igual, que también es un medio valedero, para obtener justicia, esto, siempre y cuando el estado no tenga capacidad de otorgarla.

Pero, y la parte moral del asunto, o ¿eso no es relevante?, Bueno, pero antes de la moralidad, iré por otro punto.

Mi esposa arguye, que no es justicia, que sigue siendo venganza, apesar de los posibles atenuantes, que pudieren haber. Y esto, me deja pensando en tu argumentación de la “ecuanimidad de la justicia”, si se da por valedera esta frase tuya, pues mi esposa tiene razón.

Ser ecuánime en una sentencia o castigo para el infractor de la ley, no significa aplicar la ley del Talión, sino, infligir un castigo, o penalidad, acordé al daño causado. Y, obviamente, la persona agraviada, pues no ha de ser el más indicado para saber cuál castigo es el más apropiado para el infractor.


#6

Molerlo a palos no, pero buscarlo y quitarle lo que te ha quitado, sí que es válido.

Al menos eso decía los escolásticos del siglo de oro que fueron los del invento de los derechos naturales.


#7

Moralmente es completamente correcta la justicia y la venganza. Las dos conllevan en realidad el mismo fin, la satisfacción de un agravio.

La ley del Talión era sumamente justa y vengativa.

Otro cuento es si la víctima debe hacer uso a su derecho a la justicia. En la religión se maneja el concepto con la idea de una recompensa en la otra vida. Así pues, la justicia se termina aplicando en la forma de una recompensa posterior.

No me parece que sea un asunto de índole moral la justicia. Es un asunto de simple lógica. Si recibes un agravio de algún tipo, es totalmente lógico que exijas una restitución. No exigirla solo conlleva al caos. Si el ladrón sabe que no le pasará nada por robar, simplemente lo volverá hacer.

Es la misma lógica, la del perdón, que han estado tratando de aplicar a los chavistas. ¿Es moralmente aceptable que los culpables no paguen por sus delitos?

Me parece que nadie dudaría de la respuesta. :slight_smile:


#8

Los griegos y romanos ya aceptaban la noción de un derecho inherente al hombre, más allá de la legislación.

Pero el concepto moderno del “derecho natural”, nace en la Escuela de Salamanca y como era cosa de los escolásticos, se preocuparon de relacionar el asunto con el tema religioso.

Decían ellos que el derecho natural ocupa una situación supralegal, y claro está que a en ausencia absoluta de legalidad, como más razón.

Si puede el hombre rebelarse ante las leyes injustas (un derecho divino, otorgado por el mismísimo Dios), con mayor razón puede hacerse con la justicia en ausencia de la que debe ser impartida por el estado.

Queda entonces el asunto de si puede ser la víctima ecuánime con el castigo. Claro que no puede, y por eso hablaron ellos de la proporcionalidad, a ti te puede parecer que quien te mentó la madre merece un carajazo, pero es que eso no es proporcional.

Al respecto habla Santo Tomás de Aquino en el Catecismo Católico:

El amor a sí mismo constituye un principio fundamental de la moralidad. Es, por tanto, legítimo hacer respetar el propio derecho a la vida. El que defiende su vida no es culpable de homicidio, incluso cuando se ve obligado a asestar a su agresor un golpe mortal: Si para defenderse se ejerce una violencia mayor que la necesaria, se trataría de una acción ilícita. Pero si se rechaza la violencia en forma mesurada, la acción sería lícita… y no es necesario para la salvación que se omita este acto de protección mesurada a fin de evitar matar al otro, pues es mayor la obligación que se tiene de velar por la propia vida que por la de otro.

Así que puedes ver, la autodefensa no es solo un derecho natural, sino una obligación moral y un mandato divino, de donde se desprende su calidad supralegal.

Y tu esposa que no le dé muchas vueltas, porque nos traemos al padre Juan de Mariana con su consideraciones sobre el tiranicidio y ya verás que prontito cambia de opinión.


#9

¿Y si lo que el infractor se llevó, es algo irremplazable?

Ejemplo: asesinato, violación, agresión física.


#10

Yo, en lo particular soy muy creyente, creo en vida después de la muerte, en la justicia divina, y demases, pero queda un problema, ¿Y si eso no existe? ¿Por qué debería esperar a justicia en el más allá?

La justicia efectivamente es parte fundamental de la moralidad, pero no todo acto de justicia es moralmente aceptable.


#11

Autodefensa, legítima defensa, creo entender que es lo mismo.

Y cuando por hechos de fuerza, durante la agresión, no se pueda apelar a la legítima defensa, pero la víctima sepa quién o quiénes fueron los agresores, ¿Es válido ir a por ellos y molerlos a palo?


#12

Eso te hace mejor persona. Eso, creo, es parte del argumento de tu esposa y de la religión.

A ver, un ejemplo. Yo sí creo que todo acto de justicia es moralmente aceptable pero me gustaría escuchar de alguno que no lo sea.


#13

El que por ser ladrón, le corten una mano, creo que se puede catolagar como justicia, pero no creo que sea muy moralmente aceptable.


#14

Estás hablando de la moralidad de la proporcionalidad del castigo. Ese sigue siendo un problema hoy en día.

¿Cual es la pena justa por asesinar a una persona? ¿10 años? ¿20? ¿Pena de muerte? Se puede discutir sobre la proporcionalidad pero nadie discute si el hecho debe ser castigado o no.

Si el estado no puede garantizar el castigo por un delito, entonces uno es responsable de la administración del castigo.


#15