Sobre la Mentira y la Verdad


#1

¿Existe la verdad?, Obviamente que hay conceptos que son fácticos, si yo digo que el televisor existe, pues es un hecho.

Pero, cuando se argumenta, ¿Es posible decir la verdad?, ¿Cuál es el porcentaje de certeza que debe tener un relato para ser considerado verdad?

Si partimos del hecho que todo dependerá del cristal con que se miren las cosas, de la fiabilidad de nuestra memoria, para relatar un acontecimiento, de las experiencias previas, de los prejuicios que albergamos, de la correcta utilización de las palabras que usemos, ¿Es posible que exista la verdad?.

Creo que la verdad como tal, no existe, hay diferentes niveles de aproximaciones a la verdad, pero nada más.


#2

La mentira, es un buen recurso, el problema con usarlo en demasía, es como cuando un pacientes sufre de cáncer, y le empiezan con quimios o con radioterapia. Posiblemente lo curen, pero a un precio excesivamente elevado. Y, obviamente también pueden matar al paciente.

¿En que momento usar la mentira?, Pues ha de evitarse lo más posible. Y usarse, únicamente cuando realmente amerite el caso, y valga la pena contar la mentira.

Ilutremos el caso con el siguiente ejemplo:

Tengo un hermano, que es mentiroso de nación, ni siquiera cuando dice la verdad, y yo sé que efectivamente es verdad lo que dice, le creo, o por lo menos empiezo a dudar de mi mismo. Siempre me veo sumergido en una paradoja, cuando hablo con él.


#3

La verdad existe. El problema con ella no es de existencia sino de tiempo. Una verdad puede serlo por muy poco tiempo.

Con respecto a la mentira y su uso, debería siempre ser usada cuando la verdad no es redituable o cuando el beneficio de usar la mentira es mayor que el de usar la verdad.

También sirve recordar las palabras de Garganta Profunda de Expedientes X. Una mentira, se esconde mejor entre dos verdades.